¡Que levante la mano quien no ha soñado alguna vez con su anillo de compromiso! La piedra, el color, el tamaño, el corte… detalles que a priori parecen insignificantes, pero que llegado el momento suponen una clara diferencia entre un anillo y otro. Y precisamente esas...